Caos por miedo

 | Columnas

Miércoles, 24 de April de 2019
Imagen de David Alanis
MIRADOR 21
Caos por miedo
Por  David Alanis  8 de Febrero de 2019, 11:24 am

"El miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son".

Tito Livio

 

En los últimos días, no sabemos si propiciado por hechos reales o por eventos intencionales que pretenden infundir temor, se ha propagado en Morelos la fatal versión de que criminales en toda la entidad están privando de su libertad a muchas jovencitas. Y decimos que no sabemos si es algo real o ficticio, porque poco se ha visibilizado a las “supuestas” víctimas, más allá de videos y contenidos expuestos en las redes sociales. Al menos quien esto escribe, en el último mes he conocido cinco eventos similares de familias cercanas, con jovencitas que desaparecieron unos días, pero que posteriormente regresaron a sus casas. La versión fue que estaban con amigas, familiares o ni siquiera han revelado a su familia dónde estaban, pero todas ellas regresaron. No queremos decir con esto que la caótica situación no sea real.

Sin embargo, un personaje muy querido decía “piensa mal y acertarás”. Según Fromm, en los sistemas autoritarios, el individuo deja en manos del Estado las tareas de pensar y tomar decisiones con el siguiente propósito: eliminar la incertidumbre. En otras palabras, los individuos cedemos nuestra libertad a causa del miedo. Sin embargo, en el caso de Morelos, nos atrevemos a pensar que a ciertos grupos políticos les conviene seguir generando un desgaste a la imagen del jefe del Ejecutivo estatal, Cuauhtémoc Blanco. Hay personajes en la política que son muy rencorosos, pero todos se quedan pequeños frente a Graco Ramírez y su vástago implantado Rodrigo Gayosso. Entonces, pensar en una estrategia con base en el caos social provocado por el miedo colectivo, no suena descabellado.

Robo de niños, secuestro de jovencitas para trata o para el tráfico de órganos, son las versiones que imperan y saturan las redes sociales todos los días. Hemos comenzado a ver expresiones reales de muchas mujeres que dicen “ya no quiero salir a la calle, tengo miedo” o de padres de familia que advierten que cada que salen sus hijos, temen lo peor. Hoy en Morelos, el miedo está por todas partes y toma distintas formas.

Según los expertos, no puede decirse que el miedo en sí sea bueno o malo. El miedo es simplemente una emoción humana asociada a procesos bioquímicos que se dan como respuesta a una situación considerada amenazante para nuestra integridad. Ahora, la ciencia ha confirmado algo que muchos ya intuyeron antes: el miedo puede ser contagioso.

Así pues, el miedo nos puede proteger de peligros reales, pero también puede ser utilizado como arma contra nosotros, para acobardarnos ante acontecimientos que, en realidad, podrían ser poco probables. Y sobre esto último es sobre lo que me gustaría hablarles. En un mundo mucho más complejo, nuestros instintos naturales básicos pueden seguir siendo los mismos. Sin embargo, nuestra capacidad de juzgar el riesgo real de las cosas puede que se haya visto seriamente comprometida. Por eso, hemos visto en los últimos tres meses, al menos tres o cuatro intentos de linchamiento, entre los que destaca el que se suscitó en el municipio de Tepalcingo, en donde pobladores confundieron a un grupo de trabajadores y estuvieron a nada de quemarlos vivos. El motivo, según algunos, es que se trataba de presuntos secuestradores que habían estado observando a niños y jovencitas del lugar. Parece, por tanto, que el miedo, tenga el origen que tenga, nos puede bloquear, atrapar, incluso hacernos tomar decisiones que nos perjudican, o hacernos dejar las decisiones en manos de otros. O sea, que el miedo nos puede hacer menos libres y reflexivos, también menos solidarios y justos.

Con todo lo anterior no estamos diciendo que es real o no lo que se dice, principalmente en redes, está pasando en Morelos. Lo que intentamos es mostrar que no hay la suficiente claridad sobre los supuestos casos de secuestro. Todo se ha exasperado a partir de un video en el que se vea a dos mujeres que corren de lo que pudo ser un intento de secuestro. Casualmente no fueron privadas de su libertad, casualmente no levantaron ninguna denuncia porque supuestamente no se confía en la autoridad, pero también casualmente en el lugar había una cámara que no permitió la identificación real de los presuntos delincuentes. Todo lo demás son comentarios y contenidos difundidos a través de las redes sociales, que han encendido el furor, pero sobre todo el miedo entre la gente.

El mensaje final, sin duda es a no caer en la psicosis, porque una masa temerosa no piensa y es capaz de todo. Ponderemos todo antes de tomar malas decisiones, antes de dejar llevarnos por emociones equivocadas motivadas por mensajes falsos. El miedo ata, la verdad nos hace libres…

 

Anteriores

23 de Abril de 2019
21 de Abril de 2019
20 de Abril de 2019
19 de Abril de 2019
18 de Abril de 2019