Aguas con la Termoeléctrica

 | Columnas

Miércoles, 24 de April de 2019
Imagen de Editorial
EDITORIAL
Aguas con la Termoeléctrica
Por  Editorial  8 de Febrero de 2019, 11:26 am

La próxima semana volverá a Morelos, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y como se ha informado el tema central será el Plan Integral Morelos, que incluye la construcción del gasoducto y la termoeléctrica de Huexca. La principal oposición proviene de grupos de agricultores quienes advierten los riesgos de contaminación de las aguas de la zona, con lo que temen la destrucción de las pocas tierras de cultivo que les quedan.

Sin embargo, hay que recordar que las reformas económicas emprendidas en la década de los años ochenta incluyeron al sector rural. Después de un largo periodo de fuertes y crecientes cambios en su componente agropecuario —que culminaron con el llamado Sistema Alimentario Mexicano aplicado durante 1980-1981— el Estado redujo sus intervenciones.

Éstas se profundizaron en la década de los noventa a partir, entre otras, de modificaciones constitucionales relacionadas con los derechos de propiedad de la tierra ejidal, de la reducción del crédito público y del desmantelamiento de la Compañía Nacional de Subsistencias Populares (Conasupo). Con esto último se fueron eliminando los precios de garantía a los productores de cultivos básicos (principalmente granos y oleaginosas), las actividades de esa institución relacionadas con su comercialización, acopio y procesamiento, así como la infraestructura correspondiente.

Además, las afectaciones o mermas del campo mexicano también derivan del proceso de reformas que culminó con la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) iniciado en enero de 1994 y con la eliminación del subsidio a la tortilla el año siguiente. El TLCAN incluyó la liberalización comercial de los alimentos procesados y no procesados, algunos de los cuales —los considerados sensibles como el trigo, frijol, maíz y leche— se liberalizaron paulatinamente en un periodo de 15 años. La reforma ejidal comenzó con la modificación del artículo 27 de la Constitución mexicana para eliminar las restricciones existentes en la compra-venta de tierras ejidales y con un programa de certificación de dichas tierras iniciado en 1992. Por eso la principal amenaza de nuestro agro es la ambición de los poseedores de la tierra, que están cambiando sus tierras por unos cuantos pesos.

Es cierto, la Termoeléctrica pudiera significar un riesgo para el campo de la zona oriente de nuestra entidad, pero el principal problema que enfrenta el campo es su uso político y lucrativo por parte de algunos grupos que buscan mediante una supuesta oposición “llevar agua a su molino”.

Anteriores

23 de Abril de 2019
21 de Abril de 2019
20 de Abril de 2019
19 de Abril de 2019
18 de Abril de 2019