Collage político

 | Columnas

jueves, 22 de agosto de 2019
Imagen de David Alanis
MIRADOR 21
Collage político
Por  David Alanis  11 de Febrero de 2019, 09:07 am

“Tú no eliges a tu familia. Ellos son un regalo de Dios para ti, como tú lo eres para ellos”.

Desmond Tutu

 

¿Hay algo más sagrada en un hombre que su familia? Hace unos días en este mismo espacio hablamos en general de las tantas cosas “malas” que hicieron los diputados integrantes de la extinta 53 Legislatura local, pero en lo particular nos referimos a la ex legisladora Hortencia Figueroa quien es la única que se atreve a salir a la calle, a las plazas y hacer una vida normal con su familia. El comentario tenía como fin, mostrar, muy someramente, que mientras la mayoría se ocultan, ella no tiene temor de caminar como siempre lo ha hecho. En aquella ocasión, quizá faltó incluir una pequeña frase: “el que nada debe, nada teme”. Sin duda, Hortencia, como lo dijimos en alguna ocasión es parte de una generación de políticos jóvenes, que en esencia y en el estricto sentido de las cosas, forma parte de un relevo generacional que ha sido incluso en algunos casos menospreciado por sus partidos y por muchos de los “viejos” políticos.

La oriunda de Jojutla, tuvo el infortunio de pertenecer a un grupo político que encabezaron el tabasqueño Graco Ramírez y el hijo de Elenita Cepeda, Rodrigo Gayosso, fue leal, pero eso no significo que pensara diferente. Por eso, también lo dijimos en algún momento que ante el complejo y nada halagüeño panorama electoral que enfrenta el partido del sol azteca en la entidad y en el país, era urgente y necesario que tomaran el control del instituto político cuadros jóvenes como Hortencia Figueroa, pero pensándolo bien, hoy podríamos decir, que mejor le sería dejar esa corrompida institución. Hortencia es de esos personajes que son necesarios en la política. Ojalá que la sabiduría ilumine a los actuales empoderados de la entidad y la busquen, porque podrán “decir misa” pero la jojutlense no sólo conoce las entrañas de la “polaca” morelense” sino que además sabe operar dentro y fuera de los aparatos de gobierno. Estamos ciertos que pronto reaparecerá y está lección electoral del pasado primero julio la fortalecerá en el próximo proceso del 2021.

Vámonos a otro tema… Hace unos días un amigo nos hizo llegar la crónica de algo que pudo presenciar cuando se encontraban en un afamado restaurante de “cortes y vino” ubicado al norte de esta ciudad capital. Su crónica que nos envió vía correo electrónico la intituló “De pena ajena”. El relato a continuación: “Ayer estábamos sentados en la cómoda mesa de un rincón del restaurante… cuando de pronto vimos al ex regidor del Partido Verde en Jiutepec, Primo Bello, en otra mesa nos percatamos que se encontraba también el presidente municipal Rafael Reyes; la escena jaló nuestra atención y como si estuviéramos en una arena o un estadio, tratamos de no perder un sólo detalle. Cuando vimos que bajó de inmediato el presidente se puso de pie, por un momento pensamos que la cosa se pondría candente. Como siempre lo hemos visto, con su facha de fanfarrón y buscapleitos Primo llegó alzando la voz y moviendo las manos, pensamos que echaba bronca, pero oh sorpresa, mientras él manoteaba, el presidente lo invitó a sentarse en su mesa, pero afortunadamente para nosotros –aunque no somos chismosos- pudimos escuchar toda la plática entre ambos personajes. Escuchamos que a decir Primo a Rafa, comenzó a pedir disculpas y varias veces dijo yo no tengo nada que ver. Sé que lo hicieron mal. Insistía que era un empleado y lo habían mandado a hacer todo lo que hizo durante la campaña (seguramente tenía que ver con toda la guerra mediática que emprendió contra Reyes Reyes). Primo insistía en pedir disculpas, al parecer estaba en estado de ebriedad o al menos así parecía. También le dijo a Rafael: te deseo lo mejor, tú no estás para gobernar ese pinche pueblo, estás para una capital… sé que te vas a chingar a Manolo, las cosas se hicieron muy mal... pero yo soy tu amigo y yo sólo fui su empleado…Los regidores no pueden ni servimos para nada, somos empleados, no tenemos capacidad de nada y tú lo vas a ver. Por un momento vimos que se comenzó a impacientar el presidente de Jiutepec hasta que Primo se comenzó a despedir e intentó darle un abrazo a Rafa, pero el presidente sólo le extendió la mano, como para evitar un mayor acercamiento y sólo se limitó a decir: te agradezco el buen gesto… Primo le reviró si tú me aceptas como amigo, yo soy tu amigo… de pena ajena”. 

Amigos es algo de lo que se ve todos los días en el mundo de la política y sin duda este testimonio de personas que conocemos y que sabemos que no inventarían algo así, muestra con total claridad que para muchos es máxima “muera el rey, viva el rey” es más que eso, es un filosofía de vida… Si usted quiere vitaminar estas líneas con su opinión, envíenos sus comentarios, dudas o incluso reclamos al correo electrónico: dalaniscontreras@gmail.com

Anteriores

21 de Agosto de 2019
20 de Agosto de 2019
16 de Agosto de 2019
15 de Agosto de 2019
14 de Agosto de 2019