Dinero en las colonias

 | Columnas

lunes, 18 de marzo de 2019
Imagen de David Alanis
MIRADOR 21
Dinero en las colonias
Por  David Alanis  14 de Marzo de 2019, 11:30 am

A propósito de la elección de autoridades auxiliares en todo el estado, llama la atención el gran despliegue de “publicidad” pagada en redes sociales, a través de lo cual decenas de aspirantes a delegados o ayudantes municipales despliegan una sarta de mentiras, como si se tratase de la elección de un presidente municipal o diputado, pero es precisamente que gracias a esto podemos darnos cuenta de todos los intereses que rondan esas figuras que hasta la “Ley Hortencia”, eran meramente honoríficas, pues a partir de la legislatura anterior, se estableció en ley una percepción mensual, justificada en gastos administrativos, para todos los que ocupan una posición como autoridad auxiliar, del orden de los siete mil pesos.

Sin embargo, hay que decirlo como es, en la mayoría de las ayudantías municipales y delegaciones lo que verdaderamente está en juego, no es un salario disfrazado de gastos administrativos, sino todos los negocios que, desde una figura auxiliar “honorífica” convertida en “supra poder” muy local, se realizan todos los días. Lo hemos dicho en ocasiones anteriores: las factibilidades de agua potable, para las licencias de construcción, para el uso de suelo; los permisos para eventos populares; el uso de las calles con la instalación de los tianguis. Todo, absolutamente todo es un negocio en manos de ayudantes municipales, delegados y la más reciente figura de ese supra poder que son los presidentes de consejos de participación.

Un ejemplo claro al respecto es lo que nos mostró ayer en sus redes sociales nuestro amigo el periodista Carlos Aguilera Rue, quien evidenció una preocupante realidad que se está viviendo en la colonia Acapantzingo, aquí en Cuernavaca. En su disertación, nuestro ex compañero de redacción advierte que se trata de la primera de tres entregas a título personal “porque luego chillan”:   “Repleto de complejos por su dislexia y enanismo mental Gerardo Abarca Peña hace lo imposible por apoderarse de nuevo de la ayudantía de Acapantzingo en Cuernavaca, Morelos. Amenaza, golpea, amedrenta y destruye todo a su paso, sin respeto ni cordura y asegura "Mi amigo es el alcalde Toño Villalobos y el regidor Irving Morales Escobar, por lo que todos ustedes me la pelan". Sumergido en el estiércol de prepotencia y corrupción, Abarca Peña, vive en los sótanos delincuenciales de la capital morelense. Cobra piso a comerciantes y dirige según él los destinos de la colonia. Cabe recordar que su hermano fue detenido en Zacatepec en posesión de droga y armas. De su orificio bucal drenan desechos que alteran, intoxican y pone el riesgo el proceso de elección de ayudantes municipales que se celebrará el 17 de marzo en Cuernavaca. Gris y limitado, Abarca Peña prepara un gran operativo el próximo domingo para cometer fraude, como lo hizo hace tres años, ya que según él, cuenta con el dinero suficiente para comprar la "conciencia" de los vecinos. El domingo se enfrentó con el padre de Gualupita, cuando intentaba entregar propaganda... lo ofendió y se retiró#.

El expuesto por nuestro amigo Carlos es un ejemplo claro de lo que sucede en muchas colonias del estado de Morelos, en donde la anarquía se centra en una sola persona: “el ayudante municipal”, quien como lo hemos dicho, ni es ayudante y ni autoridad auxiliar del ayuntamiento. Por eso rescatamos la postura que se ha mostrado de parte del gobierno de Jiutepec, en donde en la convocatoria le recordaron a todos los “deseosos” de que se trata de un cargo honorífico. Sin embargo, vemos que muchos suspirantes prometen alumbrado público, pavimentación de calles, bajar proyectos –¿de dónde? ¿del cerro?-, seguridad pública y hasta eventos populares disfrazados de culturales, pero nada de eso está en sus manos, no es una atribución y mucho menos una responsabilidad. Son exclusivamente autoridades auxiliares, que de algún modo representan a su colonia, para llevar ante el gobierno municipal todas las necesidades y demandas, pero no son entes con decisión; tienen voz, pero no definen…

Finalmente, sobre la firma del convenio del Mando Coordinado en materia de seguridad, a final de cuentas el munícipe de Emiliano Zapata, Fernando Aguilar Palma, dejó su envalentonado protagonismo y aceptó la estrategia, pero Tepalcingo, Lobitoland (Cuernavaca) y Ocuituco, siguen poniéndole trabas al esquema policiaco. Insistimos, casualmente, salvo Tepalcingo, los otros dos municipios registran altos índices de inseguridad y poca capacidad de maniobra en sus autoridades locales… Mientras tanto 33 munícipes ya están de acuerdo con el gobierno estatal y eso significa un gran avance…

Anteriores

16 de Marzo de 2019
15 de Marzo de 2019
14 de Marzo de 2019
13 de Marzo de 2019
12 de Marzo de 2019