Una sociedad más segura

 | Columnas

jueves, 20 de junio de 2019
Imagen de Editorial
EDITORIAL
Una sociedad más segura
Por  Editorial  23 de Mayo de 2019, 09:42 am

Hoy que se habla tanto sobre la Guardia Nacional y la importancia de que disminuyan los altos índices de violencia e inseguridad en nuestra nación, es necesario recordar que un gobierno que brinda seguridad a sus ciudadanos, no sólo los protege de la guerra y de la enfermedad, sino también de la inseguridad relacionada con el hecho de ganarse la vida a través del trabajo. Los sistemas de seguridad social prevén unos ingresos básicos en caso de desempleo, enfermedad y accidente laboral, vejez y jubilación, invalidez, responsabilidades familiares tales como el embarazo y el cuidado de los hijos y la pérdida del sostén de la familia.

En lo que pudiera constituirse o definirse como un círculo virtuoso, estas prestaciones no sólo son importantes para los trabajadores y sus familias, sino también para sus comunidades en general. Al proporcionar asistencia médica, seguridad de los medios de vida y servicios sociales, la seguridad social ayuda a la mejora de la productividad y contribuye a la dignidad y a la plena realización de los individuos. Los sistemas de seguridad social también promueven la igualdad de género a través de la adopción de medidas encaminadas a garantizar que las mujeres que tienen hijos gocen de las mismas oportunidades en el mercado del trabajo.

Del mismo modo, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), para los empleadores y las empresas, la seguridad social contribuye a mantener una mano de obra estable que se adapte a los cambios. Por último, a través de las redes de protección en los casos de crisis económica, la seguridad social actúa como elemento fundamental de cohesión social, ayudando a garantizar la paz social y un compromiso con la globalización y el desarrollo económico. A pesar de estas ventajas, sólo el 20 por ciento de la población mundial tiene una cobertura adecuada de seguridad social y más de la mitad no goza de ningún tipo de cobertura de seguridad social.

Las normas sobre seguridad social de la OIT prevén diversos tipos de cobertura de seguridad social, con arreglo a los diferentes sistemas económicos y a las diferentes etapas de desarrollo. Los Convenios de la OIT sobre seguridad social ofrecen una amplia gama de opciones y de cláusulas de flexibilidad que permiten que el objetivo de cobertura universal pueda alcanzarse gradualmente. En un mundo globalizado, en el que la gente está cada vez más expuesta a riesgos económicos globales, existe una creciente concienciación respecto del hecho de que una política de protección social nacional de amplia base puede constituirse en un sólido amortiguador de muchos de los efectos sociales negativos de las crisis económicas.

Es imprescindible que los gobiernos de nuestro país enfoquen muchas de sus acciones en la seguridad integral de sus conciudadanos. No se trata sólo de combatir a la delincuencia organizada, sino a todas las desigualdades que siguen imperando en la nación.

Anteriores

19 de Junio de 2019
17 de Junio de 2019
15 de Junio de 2019
14 de Junio de 2019
13 de Junio de 2019