Jiutepec bajo la lupa

 | Columnas

martes, 17 de septiembre de 2019
Imagen de David Alanis
MIRADOR 21
Jiutepec bajo la lupa
Por  David Alanis  12 de Junio de 2019, 12:46 am

Fue en los últimos días de mayo cuando el presidente municipal de Jiutepec, Rafael Reyes Reyes, ante los medios dio cuenta de un vasto número de irregularidades que ha ido encontrando en la administración que le fue heredada por José Manuel Agüero Tovar.

En aquella ocasión, ante los medios, el edil del municipio más importante de la entidad, económicamente hablando, aseveró que recibió la comuna con una deuda de 715 millones 341 mil 125 pesos, integrada por pagos pendientes sobre sueldos y salarios no cubiertos a los sindicalizados durante el 2018, adelanto de participaciones del Poder Ejecutivo estatal, adeudos a proveedores, pasivos con la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), y desde luego por pago de impuestos del 2018 y años anteriores. Lo que sin duda muestra que “el gobierno amigo” copió el esquema del tabasqueño Graco Ramírez, y una vez que fue notificado de su derrota electoral, suspendió todos los pagos, para comprometer financieramente a la siguiente gestión.

Pero lamentablemente, todo parece indicar que el daño fue mayor… Rafael Reyes también manifestó que durante el proceso de entrega recepción, se le notificó al edil saliente sobre un pliego de 600 observaciones generales sobre diversos faltantes, lo cual entendemos que, hasta ahora ha sido solventado. Y es que, los pendientes de “Manolo Amigo” vienen desde el 2006. Por ejemplo el crecimiento de pasivos durante ese año fue superior a los 77 millones de pesos; en torno a sueldos por pagar una suma superior al millón y medio de pesos, deudas con proveedores por más de 12 millones 600 mil pesos y en torno al rubro de Retenciones y contribuciones por pagar a corto plazo hay una cantidad mayor a los 18 millones 700 mil pesos.

En el 2017, el crecimiento de pasivos aumentó a casi 79 millones de pesos, pero en sueldos por pagar se llegó casi a los 28 millones de pesos. Mientras que, a proveedores la suma del 2016 al 2018, llegó a más de seis millones de pesos, en tanto que las retenciones y contribuciones por pagar a corto plazo se elevaron a más de 30 millones de pesos. Ahora entendemos todas aquellas campañas clientelares encabezadas por el entonces edil.

Si recordamos, al día siguiente que Rafael Reyes detalló la situación económica de su municipio y adelantó que solicitaría al Congreso la investigación pertinente sobre el penoso caso de quiebra provocada, la diputada presidenta de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública, Rosalina Mazari Espín, respondió que en cuanto el edil solicitara las auditorías especiales ordenarían a la Entidad Superior de fiscalización lo pertinente. Por eso, los datos que hemos comentado líneas arriba, justamente se desprenden de la solicitud que el presidente Rafael Reyes, envió al presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado y al encargado de la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización (ESAF), para que se realice a la brevedad un AUDITORÍA ESPECIAL sobre los ejercicios fiscales 2016 y 2017 del gobierno municipal de Jiutepec, lo cual fue aprobado por unanimidad por el cabildo de esa localidad.

De esta manera y ante la solicitud expresa del edil, como se dice en términos futbolísticos, el balón ya está en la cancha de los integrantes de la 54 Legislatura local, de modo que, no obstante que no han nombrado al nuevo titular de la ESAF, el organismo debe seguir operando, sobre todo porque las administraciones prácticamente recién comenzaron. Jiutepec ha puesto el ejemplo y ya solicitó auditoría especial, que deseamos sea aprobada y ordenada por los legisladores en los próximos días, toda vez que en este tipo de procesos, el tiempo es crucial para generar resultados satisfactorios.

El munícipe jiutepequense, de no haber hecho esto, literalmente habría sido cómplice por omisión, así que el curso natural de lo iniciado, debe ser una exhaustiva y certera auditoría al ejercicio público de José Manuel Agüero Tovar, de modo que si hay irregularidades, también haya castigo…

COSAS DE FOTOPERIODISTAS

En otro renglón totalmente distinto, luego de que se corroboró en los hechos que el Premio al Mérito Periodístico que entregaron el pasado 7 de junio los legisladores de nuestra entidad, no fue lo más pulcro posible y ante el anuncio de una variante de premio específicamente para los fotógrafos, los maestros de la lente no hicieron lo que todos los que redactamos debimos hacer; se organizaron y manifestaron su postura y sugerencias ante tal evento.

Por eso, el pasado lunes hicieron legar a la 54 Legislatura un documento al respecto, en el que entre otras cosas dicen que “Con motivo a distintas inquietudes que ha generado la convocatoria de Premio Estatal de Periodismo en su categoría de periodismo fotográfico, se convocó a la comunidad de fotorreporteros del estado para discutir distintas inquietudes relacionadas con los lineamientos del concurso.

Como resultado de la reunión hubo varios acuerdos que queremos compartir y solicitar que se agreguen a la convocatoria original: Referente al jurado: se discutió que debía de tratarse de personas con la capacidad, conocimiento para evaluar la técnica fotográfica y con amplia experiencia en Fotoperiodismo, a continuación, se presenta una selección de tres fotógrafos que cubren cabalmente los requisitos y que pueden conformar un equipo de jueces calificados: Alfredo Estrella, fotógrafo de la Agence France Presse (AFP); Contacto: Alfredo_ estrella@yahoo.com; Berenice Fregoso, fotógrafa de El universal, Contacto: Fotodifusion@gmail.com; Germán Canseco, fotógrafo de la revista Proceso; Contacto: gcansecozar@gmail.com .

Como se observa del decreto que crea el Premio al Mérito Periodístico y de la convocatoria 2019, ésta va dirigida a los fotoperiodistas, es decir, al profesional de la comunicación que documenta hechos noticiosos por medio de una cámara y que hace del Fotoperiodismo su principal actividad laboral. Referente a la convocatoria, nos parece importante especificar que los participantes deben haber publicado sus imágenes en un medio de comunicación impreso o digital.

Se entiende que deben enviar las fotografías “originales” y para cotejar en su caso se debe solicitar que indiquen la liga del medio de comunicación digital donde se publicó y en caso del impreso, que adjunte éste escaneado o fotografiado. Las fotografías deben enviarse en formato electrónico en color, con una resolución de 300 dpis y 2500 pixeles como mínimo en su lado más grande”.

Si recordamos, el premio anunciado para el primer lugar en fotografía está considerado en 10 mil pesos, mientras que en el entregado el pasado 7 de junio, la cantidad para el mismo lugar fue de 25 mil pesos, por eso en su misiva los fotoperiodistas advierten que “referente a los premios: la fotografía es un elemento igualmente importante que el texto y el video, por lo que se considera que sería justo que se otorgue la misma cantidad establecida para los premios en las otras categorías y/o géneros periodísticos”.

Anteriores

14 de Septiembre de 2019
13 de Septiembre de 2019
11 de Septiembre de 2019
10 de Septiembre de 2019
6 de Septiembre de 2019