Rampa de frenado

 | Columnas

lunes, 17 de junio de 2019
Imagen de David Alanis
MIRADOR 21
Rampa de frenado
Por  David Alanis  13 de Junio de 2019, 12:47 am

De acuerdo con el reporte de la propia Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) Morelos, denominado “Balance de Obras del Centro SCT Morelos cierre de octubre 2018” hasta noviembre del año pasado, la dependencia federal realizó o mantenía en proceso 109 obras, con un monto superior a los 11 mil 500 millones de pesos. Todas dentro del sexenio anterior. Del número de acciones entre otras destacan las obras de: el puente sin rumbo llamado “Apatlaco” ubicado en el municipio de Temixco; la ampliación inconclusa de la autopista La Pera-Cuautla y desde luego el famoso Paso Exprés.  Sin embargo y a pesar de la millonaria inversión durante el sexenio anterior, con resultados poco favorables para mejorar la infraestructura carretera de la entidad, los gobiernos federal y estatal, jamás proyectaron una sola rampa de frenado para evitar accidentes.

Ayer lamentablemente el estado se volvió a enlutar por un catastrófico accidente que dejó varias muertes y casi una veintena de personas heridas, luego de que aparentemente un tractocamión se quedó sin frenos y fue a detener su loca carretera sobre varios autos y hasta motocicletas que se encontraban sobre la carretera federal México-Cuautla, a la altura del poblado de Tetelcingo. Hay versiones no oficiales que advierten que incluso policías federales detectaron que el camión bajaba sin control, pero no hicieron nada para custodiar la unidad para evitar la tragedia sucedida.

Seguramente habrá consecuencias por el homicidio culposo de las siete personas que murieron en el accidente e incluso se cuestionará a los policías federales que encuentran destacamentados en la zona, pero siendo realistas los únicos culpables son todos aquellos que han priorizado obras, muchas innecesarias, en lugar de generar la infraestructura necesaria para disminuir los accidentes en las carreteras. Han sido incesantes los llamados de la población, no sólo en esa zona donde se dio hoy el muy lamentable accidente, sino en otros puntos de la entidad considerados peligrosos, sobre todo porque el ingreso a Morelos por la zona norte, tiene una pendiente natural que convierte en las vialidades federales y de cuota en una especie de rampa descendente muy peligrosa.

Desde hace años por ejemplo en Cuernavaca han sido constantes los llamados de la población para que la carretera federal México-Cuernavaca, a la altura del poblado de Santa María, cuente con una rampa de frenado, toda vez que son continuos los accidentes, en razón de que muchos camiones y autos que vienen desde el Estado de México e incluso de la Ciudad de México avanzan muchos kilómetros hasta ese lugar, utilizando en exceso sus frenos, por lo que tienden a calentarse y bloquearse, lo que genera incidentes.

Sin embargo, durante los seis años del gobierno del tabasqueño Graco Ramírez, fueron ignorados todos los llamados de la población y como ya hemos dicho en ocasiones anteriores, sólo le dieron prioridad a todo lo que les dejara buenos negocios, pues siempre estuvieron conscientes de que su paso era temporal y tenían que aprovechar las circunstancias a su favor.

Pero, ¿qué es una rampa de frenado? Una rampa de frenado está hecha de gravilla, grava y arena. Sin embargo, la clave para su funcionamiento es la profundidad, con la cual se busca disipar la inercia de los vehículos.Imagina frenar un tráiler en altas velocidades y con una carga importante. Tal como vimos en el video, es muy fácil el viraje del vehículo ocasionado por el peso en la parte trasera. Es por ello que la profundidad de una rampa inicia de 7 a 10 cm y se incrementa hasta llegar a un metro.Pero no es suficiente para garantizar una detención controlada. Por ello, se forman montículos para acelerar al proceso de frenado. Podría parecer que la rampa no es tan extensa, sin embargo, no es necesario gracias a la profundidad de la grava. Una parte clave para acceder a esta rampa es el carril auxiliar. Su función es permitir el acceso a camiones de remolque para el retiro de vehículos.

La actual administración desde ayer y lastimosamente después de los hechos ya tan comentados tomó el toro por los cuernos y ha anunciado la expropiación de un predio para poder realizar a la brevedad una rampa de frenado que permita dar seguridad a esa zona. Si recordamos, en enero pasado autoridades de Atlatlahucan y la SCT, acordaron acciones en torno al mismo tema, pero les ganó el tiempo. Hoy ya no hay más que poner manos a la obra, porque no se podrá tolerar un accidente fatal por las omisiones de las autoridades.

Lo siguiente será que, del mismo modo, comiencen a trabajar sobre la construcción de una rampa de frenado en la zona norte de Cuernavaca, antes de que se registre una tragedia similar. Eso es urgente y más allá de grillas, autoridades y pobladores de Santa maría deberán ponerse de acuerdo para disminuir los accidentes carreteros en la entrada de la ciudad. 

Anteriores

15 de Junio de 2019
14 de Junio de 2019
13 de Junio de 2019
12 de Junio de 2019
10 de Junio de 2019