El uso y abuso de los jóvenes

 | Columnas

jueves, 17 de octubre de 2019
Imagen de Editorial
EDITORIAL
El uso y abuso de los jóvenes
Por  Editorial  12 de Septiembre de 2019, 05:01 pm

Dice un proverbio hebreo que la gloria de la corona de los viejos son sus nietos y la gloria del os del os jóvenes es su fuerza. Según los estudiosos la clasificación o definición siguiendo criterios meramente temporales o cronológicos se ha mostrado arbitraria e insuficiente ya que la juventud (entre 12 y 25 años) es un proceso engloba aspectos como la madurez física, social y psicológica de la persona, la educación, la incorporación al trabajo, autonomía e independencia que pueden conllevar la formación de un nuevo núcleo familiar, así como la construcción de una identidad propia que son difícilmente etiquetables en apartados cronológicos. Además el concepto juventud difiere de un país a otro y de un contexto socioeconómico a otro. No hay una única juventud y deben considerarse las diversidades étnicas, sociales, culturales, así como las diferencias económicas ya sean entre países o entre grupos o clases sociales de los jóvenes.

Sin embargo, vemos como los jóvenes, en los últimos dos procesos electorales han sido el centro de las campañas electorales. Todos le apuestan millones de pesos a las estrategias para poder convencer a ese segmento de la población, para ganar su simpatía y desde luego su voto. Según datos estadísticos, hoy justamente son las juventudes, el sector de la población predominante en número en todo el mundo; éste es el único momento en la historia en que será así.

Por eso, muchos buscan influir a través de diversos mecanismos, como las redes sociales, en el ánimo y las decisiones de los jóvenes; les abren nuestras expectativas y les persuaden a experimentar cosas que ni siquiera ellos se habían imaginado. En el caso de la delincuencia organizada o los grupos del narcotráfico, los jóvenes precisamente son el blanco más fácil para incorporar a sus filas, desde las tareas más sencillas, como observadores, hasta convertirlos en sus principales ejecutores o sicarios.

Los partidos hacen lo mismo, como mafias, manejan a los jóvenes, a muchos jóvenes a su antojo y lejos de impulsarlos para tener mejores generaciones en un futuro cercano, les explotan y los usan para sus fines mezquinos. Ahora vemos de forma bastante reprobable, sucia y vergonzosa, como un grupo de personajes siempre relacionados con casos de corrupción, abusan de ellos a través de los programas sociales como el denominado Jóvenes Construyendo el Futuro, eso además de criminal es bastante bajo y no lo podemos permitir…

 

 


Anteriores

16 de Octubre de 2019
15 de Octubre de 2019
14 de Octubre de 2019
11 de Octubre de 2019