Héroes y heroínas

 | Columnas

jueves, 17 de octubre de 2019
Imagen de Editorial
EDITORIAL
Héroes y heroínas
Por  Editorial  13 de Septiembre de 2019, 11:58 am

Hoy celebramos en México 172 años de la gesta heroica de Chapultepec (13 de septiembre de 1847), cuando un grupo de literalmente niños, participaron en la defensa de nuestra nación de una irrupción norteamericana. Desde entonces a estos se les conoce como “niños héroes” y nos obliga a pensar cuánto nos hacen falta en México héroes reales, de carne y hueso, que desean que a todos nos vaya bien y hacen todo lo posible para lograrlo, aún a costa de su vida y sin ningún interés de poder o económico.

Carlos García Gual, escritor y filólogo Español, asegura que “todos los héroes murieron, cumpliendo su condición mortal, pero dejaron tras ellos sus rastros de gloria, memorables para los hombres que vinieron luego. Éste es el destino del héroe: buscar la memoria futura con sus hazañas y ejemplar audacia. Son ejemplares porque muestran hasta dónde puede llegar el arrojo y el esfuerzo, venciendo monstruos, explorando caminos, magnánimos y victoriosos. Pero la muerte no es un triunfo más, sino un límite inevitable, y llega siempre, a veces de modo extraño. A su modo esas muertes expresan la fragilidad de la condición humana. La excelencia no evita la muerte, y ésta tiene algo de fracaso trágico. Incuso los mejores también mueren – sólo los dioses son inmortales”.

El ibérico describe a los héroes de la siguiente forma: “los héroes pertenecen a un mundo donde el valor individual de seres extraordinarios (aunque mortales) es esencial para salvar la sociedad. Pero la moderna, de masas y consumidores uniformados, excluye esas actuaciones chispeantes y extraordinarias. Tanto la política social como la tecnología no dejan ya lugar para héroes guerreros o trágicos. La épica se acabó”.

Por eso, durante estos días que estamos celebrando a la patria y a nuestros históricos héroes, será muy importante preguntarnos ¿Qué tan dispuestos estamos a buscar lo mejor para nuestra nación, sin importar que pongamos en riesgo nuestra vida y nuestra estabilidad? Ahora bien si estamos conscientes que los tiempos han cambiado, podríamos definir qué actos heroicos serían hacer los correcto. Por ejemplo, si somos padres, qué tanto hacemos, con ejemplo,  para que nuestros hijos sean personas que le sumen al país y no le resten; si somos estudiantes, qué tanto empeño ponemos para corresponder al sacrificio de nuestros padres; y, si somos políticos, qué tan dispuestos estamos a mejorar la calidad de vida de nuestros representados, sin pensar en llenarnos los bolsillos de dinero? El país requiere héroes y heroínas, pero de verdad…


Anteriores

16 de Octubre de 2019
15 de Octubre de 2019
14 de Octubre de 2019
11 de Octubre de 2019