¿Qué 9?

MIRADOR 21
¿Qué 9?
David Alanis
Jul 27 2020 - 11:25

A pesar de los fuertes rumores que por enésima ocasión han surgido en los pasillos de la “política morelense”, hasta ahora no se ha oficializado la supuesta salida de Alejandro Villarreal Gasca, del cargo de secretario de hacienda del estado, lo que sin duda ha despertado la suspicacias de todos aquellos que le apuestan al fracaso de la administración que actualmente encabeza el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo.

Es claro que hay un grupo que incluso se ha filtrado entre las primeras líneas del gabinete estatal, que a toda costado ha tratado de expulsar a lo que ese mismo grupo, a través de diversos mensajes incluso en espectaculares colocados a los costados del llamado Paso Exprés, ha denominado la “banda de los güeros”, que inicialmente, según esa especie de “mafia mensajes” estaba integrada por José Manuel Sanz Rivera, secretario técnico de la gubernatura; Fidel Giménez Valdez, ex secretario de Obras Públicas, Alejandro Villarreal Gasca, oficialmente aún secretario de hacienda y Víctor Mercado Salgado, secretario de Movilidad y Transportes.

Está claro que nadie es indispensable, sobre todo en política, sin embargo debemos reconocer que Villarreal Gasca es de los hombres con mayor experiencia, en su ramo, dentro del gabinete estatal. A lo largo de tres diferentes administraciones estatales y una municipal, ha tenido la encomienda nada sencilla del manejo de los recursos y siempre ha podido salir avante. Tan es así que a lo largo de seis años, a pesar de sus fobias y grandes intereses personales, el tabasqueño Graco Ramírez, no pudo enviarlo a prisión por las múltiples acusaciones que profirió en su contra.

Con esto queremos decir que el referido no es para nada un improvisado y más aún cuenta con la experiencia y el olfato necesario en un área que tiene por objeto distribuir eficientemente los recursos y cuidar que su aplicación no infrinja las leyes. Por eso, de confirmarse la salida de Villarreal consideramos que, será por cuestiones propias del contador y no por mal desempeño o por haber perdido la confianza de su jefe, el gobernador del estado; Villarreal es de esos elementos que sabe hacer muy bien su trabajo y quitarle problemas a sus mandos superiores.

No obstante los cercanos enemigos del grupo que dicen integraba Villarreal Gasca, festejan la presunta salida del segundo elemento que les estorbaba; el primero fue Fidel Giménez Váldez, de quien debemos decir en honor a la verdad que en un escenario totalmente diferente, no pudo realmente con la responsabilidad de secretario de obras públicas; a lo largo de dos años no mostró ni siquiera una pequeña intención de realizar un solo proyecto de gran envergadura y por el contrario, se destacó más por sus constantes “pleitos de lavadero” en redes sociales, con el presidente de Cuernavaca, Antonio Villalobos.

Finalmente, de confirmarse la salida de Villlarreal Gasca, seguro habrá un movimiento importante de piezas al interior del gabinete estatal, pues está claro que no todos los que están cerca del gobernador, son tan cercanos, ni tienen su confianza. El hueco que dejaría Villarreal es grande, no imposible, pero si difícil de cubrir y entonces cabría la pregunta añeja ¿Qué 9?

Anteriores
Sep 9 2020 - 12:20
Sep 7 2020 - 13:27
Sep 2 2020 - 15:57
Ago 31 2020 - 11:55
Ago 26 2020 - 12:20