El Museo Mariano Matamoros devastado y sin reconstruir

“Era realmente devastador ver tanta destrucción”, recordó  Claudia Isabel Macías, jefa del módulo del museo
 Foto: 
Jesús Sedano
El Museo Mariano Matamoros devastado y sin reconstruir

A un año del movimiento telúrico, no hay fecha para su rehabilitación

Por 
Jesús Sedano
12 de Septiembre de 2018 09:38 am

El primer museo en el estado de Morelos abrió sus puertas el 13 de diciembre de 1871, ubicado en calle Reforma en el centro del municipio de Jantetelco, al lado sur del ex convento de San Pedro, se encuentra el que fuera el Dormitorio del Cura Mariano Matamoros, en una de las celdas de descanso que ocuparan los frailes Agustinos en su fundación.

De golpe a la calle

Claudia Isabel Macías Sedeño, jefa del módulo del Museo Mariano Matamoros, nos relata cómo vivió el martes 19 de septiembre de 2017.

Antes de la 13:14 se estaba realizando limpieza general y además las gestiones para solicitar el apoyo al ayuntamiento para la Noche de Museos de ese mes que sería el miércoles 27, alcancé la laptop donde estaba el documento de solicitud y justo en ese momento inicio el sismo.

“En cuanto escuche el tintineo de los cristales de las vitrinas, levante la mirada y el candil que estaba en la entrada del museo se empezó a columpiar, por instinto arrebaté el bolso de mano que acababa de dejar a un lado del escritorio y corrí hacia el marco de la puerta, para resguardar mi vida, pero en eso empezó a desplomarse el techo y una de las vigas cayó en especie de péndulo se cerró una hoja de la puerta y me aventó hacia la calle, al estar ya tirada se cayó parte de las bardas perimetrales que daban a la calle y al parque junto con el asta bandera que se encontraba en el techo, gran parte de las piedras cayeron hacia donde yo estaba, corrí al otro lado de la calle, pero la pared de la vecina también se colapsó y tuve que regresarme al centro de la calle”, narró.

La gente corría y gritaba

Al finalizar el sismo  se dirigió a la oficina de los policías para solicitar resguardo de las piezas que se encontraban en el museo, pero no se daban abasto, entre la polvareda que se ocasionó por las casas y parte del museo que se vinieron abajo  la gente corría y gritaba en busca de sus hijos que estaban en la escuela, todas las casas de esa calle frente a la iglesia desaparecieron, sólo una quedó en pie… entre suspiros y ojos llorosos recordó, era realmente devastador ver tanta destrucción.

Al volver de la comandancia, ya había gente al frente del museo buscándola, pensaban que ella había quedado adentro aplastada, lograba escuchar que la gente decía “no le habrá dado tiempo salir”, “está allá dentro”, “debemos de sacarla”, empezaban a meterse a buscarla.

Entre la confusión, entre toda la desesperación hubo quién la vio y se dieron cuenta que afortunadamente estaba bien; se acercaron a ella entre lágrimas, sonrisas de verla en pie, recibió de la gente abrazos; la gente al ver cómo quedó el museo decían: “qué bueno que estás bien, no te pasó nada, bendito Dios que no te pasó nada, alcanzaste a salir”.

A pesar de lo que todos habíamos sentido, vivido la unión del pueblo reconoce su identidad para ayudar al prójimo, al afectado.

Durante esa tarde estuvo la gente montando guardias, los integrantes de la junta del comisariado ejidal, algunos vecinos, familiares acompañaron para evitar la rapiña, así se extendió la custodia del museo y de la iglesia hasta el otro día, que el presidente municipal apoyó con cuadrillas de gente que eran parte del pueblo para rescatar lo más que se pudo de ambos recintos.

Piezas en resguardo

La tarde del día 20, logró llegar el director de Museos y Exposiciones, el arquitecto José García Valtierra, es quién realizó el rescate de los archivos parroquiales, desde ese momento quedaron en resguardo del presidente municipal.

Afortunadamente, la mayor parte del acervo del museo se pudo rescatar entre los escombros, también quedó bajo reguardo del señor presidente. Solo tres o cuatro fueron pérdida total, gracias a la gente de la comunidad, quién se organizó para sacar con el mayor cuidado las piezas.

Se cumplen doce meses de lo sucedido, las piezas siguen en resguardo de una junta de vigilancia y del ayuntamiento.

A un año del sismo, todavía no hay fecha para la reconstrucción del museo, el recinto entró a la primera etapa de reconstrucción, pero no ven para cuándo llegue el recurso e iniciar los trabajos de reconstrucción.

Isabel Macías desea volver a ver el museo de pie, para ella es un punto importante de la historia y gracias a que el cura Mariano Matamoros  estuvo en Jantetelco el lugar es histórico.

Refirió por último, que el apoyo es lento y consideró que tardará por situación que el museo forma parte del ex convento de San Pedro, que corre el riesgo de desplomarse en gran parte de su construcción, sí esto sucediera la fecha de inicio de reconstrucción sería prolongado.

 

Más de Cultura
20 de Enero de 2019

La colonia Roma, formada por al menos cinco Romas definidas por sus características sociales, arquitectónicas y espaciales, es la más descrita por la literatura que cualquier otra y es central en la cultura de la capital y del país, afirma el investigador Manuel Perló.

También es bastante...

20 de Enero de 2019

La película Roma, de Alfonso Cuarón, no es sobre la colonia Roma de Ciudad de México, pero está muy presente, particularmente su parte Sur, sostiene Manuel Perló, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México y apasionado de la zona por unos...

19 de Enero de 2019

El  integrante de la Comparsa La Asunción de Tejalpa en Jiutepec,  Pedro Salas Damián, pidió a los ediles de Morelos, donde se realizan carnavales, frenen la tendencia de los “Chinelos Rastafari”, concepto considerado como “una falta de respeto” a la tradición.

Por las redes sociales,...

17 de Enero de 2019

El elemento principal que integra el tradicional traje de Chinelo es el sombrero; es una imitación exagerada con plumas de avestruz a semejanza de los sombreros usados por las damas aristócratas.

Hacer este tipo de trabajo es difícil, ya que todo es a mano, es un desgaste de la vista y se...

17 de Enero de 2019

El santo es representado semidesnudo en el momento de ser asaeteado. En el siglo XV los artistas lo han representado con las manos atadas al tronco de un árbol y su torso ofrecido a las saetas de sus verdugos.

La escultura de Alfonso Berruguete en el M

...