Campanarios de Tepoztlán en silencio; la fuerza del sismo rasgó su templo  

Tepoztlán resintió la fuerza del sismo el pasado 19 de septiembre
 Foto: 
Jesús Sedano
Campanarios de Tepoztlán en silencio; la fuerza del sismo rasgó su templo  

19 de septiembre de 2017 marcó un fin y el principio de una nueva realidad

Por 
Jesús Sedano
12 de Septiembre de 2018 11:13 pm

Tepoztlán, Mor. Un municipio con gran tradición, historia y patrimonio cultural, después del martes 19 de septiembre de 2017 quedó marcado en la memoria de sus habitantes llenos de nostalgia, tristeza y sentimiento al ver la parroquia de su santa patrona  Natividad de María fracturada en su bóveda, muros y torres.

Campanarios en silencio

Un pueblo donde gran parte del año vive en fiesta, tradición religiosa, aún año del sismo sigue gran parte de los campanarios de las capillas en silencio.

Los campanas para este pueblo son vitales anuncian la fiesta de su Santo patrono, el llamado a misa, el anuncio de un difunto y también para reunir a la comunidad en caso de convocar a asamblea.

El silencio este año en su parroquia  se pudo sentir, justo acaba de pasar su fiesta del pueblo, el 8 de septiembre donde María Natividad tuvo que ser llevada a la capilla del barrio de la Santísima Trinidad. Este año los mayordomos se organizaron para tocar las campanas de las capillas no afectadas, para dar inicio a los festejos.

Su histórico y emblemático ex convento construido por los indígenas tepoztecos bajo la orden de los frailes dominicos entre 1530 a 1540, dedicado a María Natividad, declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad;  lugar que sirvió para albergar la Revolución, sufrió perdida de su mirador, desde el cual se podía contemplar las montañas y la pirámide del Tepozteco. En el exconvento se derrumbó su mirador.

Los jóvenes de Tepoztlán, fueron parte fundamental, se unieron y  sumaron esfuerzos,  coordinados  para recaudar víveres que fueron  repartidos no sólo en las colonias del municipio, también se trasladaron a repartir a las comunidades de los municipios del estado de Morelos. La juventud se ve despierta, suman manos para ayudar, con víveres y sus manos para remoler escombros en ayuda a los afectados.

Angustia e impotencia

Fueron meses de angustia, impotencia al saber que sus cerros sufrieron daños, las grietas siguen a la vista, el temor estuvo por meses entre los oriundos de no saber cómo había quedado el acceso a la pirámide del Tepozteco.

La colonia Tierra Blanca vivió angustiada de sí tenían que ser desalojados o sólo podían entrar por sus pertenencias por el desgajamiento del cerro Los Corredores.

La magia de Tepoztlán vivirá y estará entre nosotros, sus muros construidos con adobe sufrieron gran afectación, casas dañadas irreparables, hogares que guardaron los nacimientos de partos naturales, sonrisas de niños que vivieron junto a sus padres de aquellos años, donde los patios, tecorrales, vida silvestre enmarcaron la historia de nuestra comunidad. Quienes sufrieron esta situación ahora ven entre los escombros sus recuerdos. Ya empezaron a demolerlas. No hubo pérdidas humanas, sólo un par de heridos, pero no de gravedad.

La fe de la gente de un pueblo sigue de pie, ahora sus misas se realizan en el atrio de la parroquia, y en un par de capillas que no sufrieron gran daño. Hace un par de meses la organización de la ciudadanía construyó un templo al aire libre. A pesar de que el INAH no lo permitió, los tepoztecos siempre en unión logró realizarlo y que sirvió para realizar la fiesta patronal.

Los recuerdos permanecerán

La tierra se movió en el pueblo de Tepoztlán, tierra que siempre está en lucha; albergará el recuerdo de sus muros, en especial de su patrimonio religioso, piedras que dieron fiesta, altares testigos de juramento de matrimonio, bautizos, despedida de familiares de sus difuntos, incluso escenarios fílmicos. La fachada del panteón municipal tiene daño, sigue apuntalada.

Nuestros tatas, los grandes brujos de Tepoztlán, no predijeron la catástrofe de nuestro patrimonio. “La Revolución no terminó con nuestras iglesias”, “Dios quiso que sus templos sufrieran, en lugar de nuestros hogares”; testimonios así lo dicen.

Somos una generación que nos tocó ver el final de un siglo e inicio de un nuevo, ahora nos toca vivir un nuevo tiempo, una nueva realidad de nuestra riqueza, identidad, patrimonio.

19 de septiembre de 2017 para el pueblo tepozteco marca un fin  y el principio de una nueva era, tiempo de reflexionar sobre nuestra naturaleza.

 

Más de Cultura
20 de Enero de 2019

La colonia Roma, formada por al menos cinco Romas definidas por sus características sociales, arquitectónicas y espaciales, es la más descrita por la literatura que cualquier otra y es central en la cultura de la capital y del país, afirma el investigador Manuel Perló.

También es bastante...

20 de Enero de 2019

La película Roma, de Alfonso Cuarón, no es sobre la colonia Roma de Ciudad de México, pero está muy presente, particularmente su parte Sur, sostiene Manuel Perló, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México y apasionado de la zona por unos...

19 de Enero de 2019

El  integrante de la Comparsa La Asunción de Tejalpa en Jiutepec,  Pedro Salas Damián, pidió a los ediles de Morelos, donde se realizan carnavales, frenen la tendencia de los “Chinelos Rastafari”, concepto considerado como “una falta de respeto” a la tradición.

Por las redes sociales,...

17 de Enero de 2019

El elemento principal que integra el tradicional traje de Chinelo es el sombrero; es una imitación exagerada con plumas de avestruz a semejanza de los sombreros usados por las damas aristócratas.

Hacer este tipo de trabajo es difícil, ya que todo es a mano, es un desgaste de la vista y se...

17 de Enero de 2019

El santo es representado semidesnudo en el momento de ser asaeteado. En el siglo XV los artistas lo han representado con las manos atadas al tronco de un árbol y su torso ofrecido a las saetas de sus verdugos.

La escultura de Alfonso Berruguete en el M

...