Campanarios de Tepoztlán en silencio; la fuerza del sismo rasgó su templo  

Tepoztlán resintió la fuerza del sismo el pasado 19 de septiembre
 Foto: 
Jesús Sedano
Campanarios de Tepoztlán en silencio; la fuerza del sismo rasgó su templo  

19 de septiembre de 2017 marcó un fin y el principio de una nueva realidad

Por 
Jesús Sedano
12 de Septiembre de 2018 11:13 pm

Tepoztlán, Mor. Un municipio con gran tradición, historia y patrimonio cultural, después del martes 19 de septiembre de 2017 quedó marcado en la memoria de sus habitantes llenos de nostalgia, tristeza y sentimiento al ver la parroquia de su santa patrona  Natividad de María fracturada en su bóveda, muros y torres.

Campanarios en silencio

Un pueblo donde gran parte del año vive en fiesta, tradición religiosa, aún año del sismo sigue gran parte de los campanarios de las capillas en silencio.

Los campanas para este pueblo son vitales anuncian la fiesta de su Santo patrono, el llamado a misa, el anuncio de un difunto y también para reunir a la comunidad en caso de convocar a asamblea.

El silencio este año en su parroquia  se pudo sentir, justo acaba de pasar su fiesta del pueblo, el 8 de septiembre donde María Natividad tuvo que ser llevada a la capilla del barrio de la Santísima Trinidad. Este año los mayordomos se organizaron para tocar las campanas de las capillas no afectadas, para dar inicio a los festejos.

Su histórico y emblemático ex convento construido por los indígenas tepoztecos bajo la orden de los frailes dominicos entre 1530 a 1540, dedicado a María Natividad, declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad;  lugar que sirvió para albergar la Revolución, sufrió perdida de su mirador, desde el cual se podía contemplar las montañas y la pirámide del Tepozteco. En el exconvento se derrumbó su mirador.

Los jóvenes de Tepoztlán, fueron parte fundamental, se unieron y  sumaron esfuerzos,  coordinados  para recaudar víveres que fueron  repartidos no sólo en las colonias del municipio, también se trasladaron a repartir a las comunidades de los municipios del estado de Morelos. La juventud se ve despierta, suman manos para ayudar, con víveres y sus manos para remoler escombros en ayuda a los afectados.

Angustia e impotencia

Fueron meses de angustia, impotencia al saber que sus cerros sufrieron daños, las grietas siguen a la vista, el temor estuvo por meses entre los oriundos de no saber cómo había quedado el acceso a la pirámide del Tepozteco.

La colonia Tierra Blanca vivió angustiada de sí tenían que ser desalojados o sólo podían entrar por sus pertenencias por el desgajamiento del cerro Los Corredores.

La magia de Tepoztlán vivirá y estará entre nosotros, sus muros construidos con adobe sufrieron gran afectación, casas dañadas irreparables, hogares que guardaron los nacimientos de partos naturales, sonrisas de niños que vivieron junto a sus padres de aquellos años, donde los patios, tecorrales, vida silvestre enmarcaron la historia de nuestra comunidad. Quienes sufrieron esta situación ahora ven entre los escombros sus recuerdos. Ya empezaron a demolerlas. No hubo pérdidas humanas, sólo un par de heridos, pero no de gravedad.

La fe de la gente de un pueblo sigue de pie, ahora sus misas se realizan en el atrio de la parroquia, y en un par de capillas que no sufrieron gran daño. Hace un par de meses la organización de la ciudadanía construyó un templo al aire libre. A pesar de que el INAH no lo permitió, los tepoztecos siempre en unión logró realizarlo y que sirvió para realizar la fiesta patronal.

Los recuerdos permanecerán

La tierra se movió en el pueblo de Tepoztlán, tierra que siempre está en lucha; albergará el recuerdo de sus muros, en especial de su patrimonio religioso, piedras que dieron fiesta, altares testigos de juramento de matrimonio, bautizos, despedida de familiares de sus difuntos, incluso escenarios fílmicos. La fachada del panteón municipal tiene daño, sigue apuntalada.

Nuestros tatas, los grandes brujos de Tepoztlán, no predijeron la catástrofe de nuestro patrimonio. “La Revolución no terminó con nuestras iglesias”, “Dios quiso que sus templos sufrieran, en lugar de nuestros hogares”; testimonios así lo dicen.

Somos una generación que nos tocó ver el final de un siglo e inicio de un nuevo, ahora nos toca vivir un nuevo tiempo, una nueva realidad de nuestra riqueza, identidad, patrimonio.

19 de septiembre de 2017 para el pueblo tepozteco marca un fin  y el principio de una nueva era, tiempo de reflexionar sobre nuestra naturaleza.

 

Más de Cultura
23 de Septiembre de 2018

En la época prehispánica por estos días se ofrendaba con la flor de pericón al dios Tláloc para agradecer por las lluvias que permitieron una buena cosecha.

El amor a la semilla del maíz

Los pueblos de Morelos conservan la tradición del amor a la semilla del maíz,...

23 de Septiembre de 2018

Pablo Neruda fue la voz de la resistencia con su muerte en Chile, a 12 días del golpe militar contra Salvador Allende en 1973, considera Mark Eisner, autor de una extensa biografía del premio Nobel de Literatura chileno.

‘‘Un poema no detiene las bombas, un poemario no parará a Trump,...

23 de Septiembre de 2018

Santiago. El chileno Pablo Neruda, considerado uno de los poetas más grandes del siglo XX, descansa en una tumba construida en su propia casa, pero 45 años después de su muerte todavía no hay certeza de si falleció víctima de cáncer o si fue asesinado por la dictadura militar de Augusto Pinochet...

21 de Septiembre de 2018

A fin de crear conciencia sobre el uso excesivo de los automotores y su impacto en el medio ambiente, este 22 de septiembre se celebra el Día Nacional sin Automóvil.  Con ello se busca incentivar la movilidad sustentable, así como el uso de medios de transporte alterno, como la bicicleta.

...
20 de Septiembre de 2018

Abismo, Festival de Literatura Fantástica proyecto totalmente independiente fundado por escritores morelenses que conjuntan talentos e inquietudes.

La importancia de la existencia de este festival, único en el país, que pretende abrir el espectro narrativo en torno a los fantásticos, lo...