Tlaxcales, tradicional ofrenda en La Octava

En Tepoztlán los tlaxcales son ofrendados a los ocho días del Dia de Muertos
 Foto: 
Jesús Sedano
Tlaxcales, tradicional ofrenda en La Octava

Maíz transformado que une a las mujeres en torno al fogón

Por 
Jesús Sedano
7 de Noviembre de 2018 08:34 am

Los tlaxcales tienen su origen en el estado de Tlaxcala, después fueron adoptados por otros estados, entre ellos los pueblos de profunda tradición de nuestro estado de Morelos.

El maíz como transformación en sus tres etapas: elote tierno, camagua y mazorca. La camagua es cuando el elote comienza a secarse y la hoja de la milpa se pone amarilla, momento de aprovechar para elaborar los tlaxcales. Esto sucede a finales del mes de octubre, mes de noviembre.

Se desgrana el elote, al obtener los granos se colocan en un recipiente, ya en el recipiente se le espolvorea carbonato y suficiente canela despedazada, la canela es la que da el sabor. En el molino se muele en seco, lo que se obtiene de lo molido debe pasar al arnero para cernir, esto es para retirarle el pellejo que sale del grano.

Ya en una cazuela se mezcla la camagua molida con los siguientes ingredientes: azúcar, leche, queso rallado, huevo y mantequilla.

El comal ya debe estar sobre el fuego, totalmente caliente para empezar a elaborar de forma triangular los tlaxcales, estos se cuecen sobre el comal, para quienes se dedican a hacerlos, requieren gran paciencia de estar con sus manos dando forma y después estar volteándolos con ayuda de una pala de madera o metal para evitar quemaduras.

Los tlaxcales son ofrendados en La Octava, es decir a los ocho días de la fecha uno de noviembre, en el caso del pueblo de Tepoztlán. Morelos.

En cada celebración la gastronomía está presente en cada pueblo. Es en la cocina donde tradicionalmente se elaboran alrededor del tlecuil, la abuela, hija, nietas, tías y nueras se reunían para aprender los saberes y prácticas culinarias, que son parte de la herencia e identidad cultural de la cocina en los pueblos.

Mujeres que recibieron de generación en generación, y que ellas han reconocido y transmitido de una manera de retroalimentación, para así enriquecer esta tradición de hacer uso del maíz.

Actualmente podemos encontrar adentro del mercado de Tepoztlán y por las calles, comales donde están elaborando los tlaxcales o mujeres con sus canastas vendiendo en el zócalo.

La mujer es depositaria y salvaguarda el patrimonio cultural de la gastronomía  morelense, de acuerdo al calendario agrícola es tiempo de disfrutar de su olor, sabor y sobre todo la tradición de dar continuidad a sus conocimientos.

 

Más de Cultura
20 de Enero de 2019

La colonia Roma, formada por al menos cinco Romas definidas por sus características sociales, arquitectónicas y espaciales, es la más descrita por la literatura que cualquier otra y es central en la cultura de la capital y del país, afirma el investigador Manuel Perló.

También es bastante...

20 de Enero de 2019

La película Roma, de Alfonso Cuarón, no es sobre la colonia Roma de Ciudad de México, pero está muy presente, particularmente su parte Sur, sostiene Manuel Perló, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México y apasionado de la zona por unos...

19 de Enero de 2019

El  integrante de la Comparsa La Asunción de Tejalpa en Jiutepec,  Pedro Salas Damián, pidió a los ediles de Morelos, donde se realizan carnavales, frenen la tendencia de los “Chinelos Rastafari”, concepto considerado como “una falta de respeto” a la tradición.

Por las redes sociales,...

17 de Enero de 2019

El elemento principal que integra el tradicional traje de Chinelo es el sombrero; es una imitación exagerada con plumas de avestruz a semejanza de los sombreros usados por las damas aristócratas.

Hacer este tipo de trabajo es difícil, ya que todo es a mano, es un desgaste de la vista y se...

17 de Enero de 2019

El santo es representado semidesnudo en el momento de ser asaeteado. En el siglo XV los artistas lo han representado con las manos atadas al tronco de un árbol y su torso ofrecido a las saetas de sus verdugos.

La escultura de Alfonso Berruguete en el M

...