Mamá Teo, la tlanchana que enseña letras

martes, 18 de febrero de 2020
  • Cultura
Mamá Teo, la tlanchana que enseña letras
Jesús Sedano

Maestra rural que ha dado conocimiento a Coatetelco

Mayo 15 2019 - 10:41

Una niña nació una tarde del 17 de febrero de 1928, en la comunidad de Coatetelco en Morelos. Fue un nacimiento poco común. Su mamá Margarita Cleto Teodoro se encontraba lavando ropa en la laguna de Coatetelco, con el agua arriba de las rodillas y de repente empezaron los dolores de parto, como pudo salió del agua para irse a casa, pero solo logró llegar a la tranca porque ahí fue donde dio a luz a Teódula Alemán Cleto.

Considerada Tlanchana, la Tlanchana es una criatura parecida a la sirena de agua dulce, mitad mujer y mitad pez, por la manera en que llegó al mundo la maestra Alemán Cleto, el vínculo que tiene con la laguna y su pueblo.

De niña, tuvo que acompañar a su padre para realizar actividades del campo, por ser hija mayor, ella tenía que dar de comer y ayudar a ordeñar a las vacas, pero a ella no le gustaba realizar eso, recuerda que en el campo le gustaba la naturaleza, observar las figuras que se formaban con las nubes. Hasta que un día decide decirle a su papá que la inscribiera a la escuelita.

Su papá no muy de acuerdo la llevó y así comenzó a escribir y leer, gracias a su maestra que le inspiraba ser como ella de grande: maestra rural. 

A Mamá Teo tengo el privilegio de conocerle y de visitarla en su casa, es ahí, donde me relata su historia de vida. Ella aprendió muy rápido y llegó al tercer grado de primaria, en aquellos años era el último grado de estudio. Ya no había más, y ella quería seguir aprendiendo, un día la maestra le dijo que tenía que abandonar el lugar que ocupaba en el grupo, para poder darle oportunidad a alguien más.

Pero, ella recuerda que no quería, porque tendría que volver al campo con su papá, y eso no quería hacer. Se aferraba a seguir, pero su maestra le decía ya no más, no existe más grados de estudios y tú ya cumpliste los tres grados.

Decidieron que fuera de oyente, pero al ver que sabía perfectamente escribir y leer para la maestra fue complicado atender a sus alumnos y a Teo, entonces comienza ayudando a la maestra con los niños y niñas que les costaba un poco aprender.

Ella empieza a tener el amor a ser maestra. Es así, como un día el supervisor decide abrir un nuevo grupo y que Teo les dé clases.

Su maestra, un día fue a visitar a los papás de Alemán Cleto para pedir permiso de llevarla a Cuernavaca, el supervisor le iba a dar una plaza, era necesario ir a firmar la documentación.

Con lágrimas mamá Teo recuerda que su mamá nunca estuvo de acuerdo, ella tenía miedo de que se fuera del pueblo y para saber a dónde la iban a designar como maestra. Su padre la apoyó, incluso el día que tuvieron que ir a Cuernavaca muy temprano la encaminó, para esperar el autobús.

Ella firmó su nueva plaza como maestra rural, lo cual la hizo sentir emocionada y sobre todo que iba a ayudar a los niños de su comunidad a aprender.

Entre los recuerdos de Teo están cuando tenía que cobrar su cheque, el papá la llevaba montada en un caballo y al regresar a la comunidad pasaban a una tienda que vendían ropa, ella por primera vez se compró un vestido, aunque no fue el que le gustó, porque su papá no estuvo de acuerdo y decidieron comprar el que su padre decidió.

Con el tiempo ella estudió el magisterio y se convirtió en maestra de educación primaria por parte de la Secretaria de Educación Pública, también estudio la Normal Superior con especialidad en Antropología e Historia y Literatura Española en el estado de Puebla.

En el quehacer cultural se especializó en Museos Escolares por parte del INAH, tomó diplomados: Diplomado de Directores de Derechos Indígenas en Náhuatl, en la UAEM; por parte del Instituto de Cultura de Morelos, tomó los diplomados en Fomento a la Lectura; Turismo Alternativo, Historia y Cultura de Morelos; Gestión Cultural; Gestión de Cultura y Desarrollo de la Comunidad y Promoción de Fondos, entre otros más. Es cuando toma el diplomado en Gestión Cultural, cuando sus compañeros la nombran Mamá Teo.

Contribuyó a su comunidad con el Museo Comunitario, Biblioteca, fundadora del Centro de Bienestar Social, gestora del Centro Rural de Salud y del Sistema de Agua Potable; impulsora de las palapas del muelle; fundadora de la Feria del Pescado. Gestionó la Casa de Cultura “La Tlanchana”, logró como promotora cultural que el ex presidente Luis Echeverría Álvarez visitara la comunidad de Coatetelco y pudieran recibir apoyo para el empedrado de las calles, se construyó el Jardín de Niños y la secundaria. Ha escrito textos para publicaciones en revistas, folletería, incluso escribió su libo “Coatetelco, pueblo indígena de pescadores”.

Apreciada por su comunidad, a la cual ha dado tanto, uno de sus deseos es que una de las calles de su pueblo,  Coatetelco, lleve su nombre.

Más de Cultura
Jesús Sedano

César Luna, autodidacta y creador de piezas únicas

Feb 10 2020 - 19:04
Afp

El filme bélico 1917 parte como favorito para los premios Oscar, eclipsados una vez más por la falta de diversidad entre sus nominados

Feb 9 2020 - 13:39
Ángel Vargas

Tula tolteca, imagen y mito forma parte de las celebraciones por el 70 aniversario del Salón de la Plástica Mexicana

Feb 9 2020 - 13:36
Reuters

La base Esperanza, en el extremo norte de la península antártica, registró una temperatura de 18,3 grados centígrados

Feb 9 2020 - 13:30
Ap

Fue un valiente defensor del legado de su abuelo

Feb 9 2020 - 12:10
Lo más buscado
Tirza Duarte

Hay recurso para las liquidaciones

Feb 17 2020 - 10:46
Dulce Maya

Docente de la UAEM incurrió hostigamiento laboral y escolar

Feb 17 2020 - 10:11
Rocío González Alvarado

Dijo que enviará un extrañamiento al juez que dictaminó la liberación

Feb 16 2020 - 11:22
Redacción

Testigos protegidos

Feb 16 2020 - 11:17
Mónica González

Magistrado da mayores preferencias a féminas

Feb 17 2020 - 10:05