galerias

Por el resto de sus días
Jul 18 2019 - 12:43

Joaquín Guzmán Loera ha sido sentenciado, por la corte de Nueva York, a pasar el resto de su vida en la cárcel. Aunque aún no se sabe la prisión a la que será enviado, todo apunta a que sería el penal de ADX Florence, Colorado.

ADX Florence es una prisión federal de los Estados Unidos catalogada como de máxima seguridad. Desde que se construyó en 1994, ningún prisionero ha logrado escapar. Guzmán Loera ocuparía una de las 490 celdas que integran el complejo, donde están recluidos 400 personas, todas son hombres.

Las celdas están construidas de concreto, lo cual imposibilita el contacto entre los prisiones. El tamaño aproximado es de 2.1 por 3.6 metros. Al interior hay un escritorio y un asiento de concreto que son inamovibles. Además hay una taza de baño y un lavabo. La cama también es de concreto, tiene un colchón delgado y unas mantas.

En caso de ser enviado a ese complejo, Joaquín Guzmán Loera pasará 23 horas al día en esa celda. El único contacto que tiene con el exterior es a través de una ventana de 10 centímetros de ancho por uno de alto, diseñada para que los reos no puedan ver más allá del complejo penitenciario.

A algunos presos se les permite salir una hora al día a una jaula que está a un lado de la celda, en la que no se puede ver otra cosa mas que el cielo.

La prisión también es conocida como La Alcatraz de las Rocosas, pues se encuentra rodeada de montañas. Cuando un prisionero ingresa, es la última vez que las podrá ver, ya que no tiene más contacto con el mundo exterior.

La prisión está dividida en módulos, el H es donde se encuentran los reos más peligrosos, la mayoría acusados de terrorismo, quienes permanecen siempre en aislamiento y sin contacto con el resto de la población.

A los prisioneros que muestran buena conducta, se les permite tener acceso a libros, periódicos e incluso celdas con televisión a blanco y negro. 

Solo pueden recibir visitas de su familia directa o de sus abogados. Los ven a través de un cristal y hablan por un teléfono, las llamadas, excepto la de los abogados, son monitoreadas en todo momento.

Desde que la prisión abrió en 1994 a la fecha, siete prisioneros se han quitado la vida colgándose con sábanas.

Sep 19 2019 - 09:09
Jul 18 2019 - 12:43
Jun 26 2019 - 17:56
Mayo 10 2019 - 12:04
Mar 30 2019 - 13:08
Mar 19 2019 - 10:01
Feb 13 2019 - 16:04
Banner